• Khalil Carreño

Las cámaras de eco no son siempre la norma: Estudio de la Universidad de Oxford


Cuando nos encontramos leyendo alguna noticia o artículo de opinión en internet es común encontrar personas peleando por algún argumento, idea o dato. Un lado dice que es verdad, el otro que es mentira. Esto se ha convertido en una cuestión cotidiana. Ya sea que participemos activamente en este debate o lo contemplemos desde la distancia, una explicación común es asumir que las partes en disputa viven en una cámara de eco, la cual puede ser provocada por un fenómeno llamado filtro de burbuja. Si bien esto es correcto, parece ser que no siempre es el caso.


Un filtro de burbuja se entiende como la capacidad de un algoritmo para predecir y seleccionar la información para el usuario en base a los datos que se conocen de él o de ella. Como resultado, el usuario es expuesto a información y puntos de vista que se alineen con sus gustos, lo cual crea a su alrededor una cámara de eco, una posición donde nuestras creencias son validadas y amplificadas. En resumen: las redes nos pueden proveer de la información que concuerda con nuestros gustos y nos previene de enterarnos de otros puntos de vista.


Esta es la teoría clásica, y la idea mas diseminada, pero no siempre es así. Un estudio de del Reuters Institute for the Study of Journalism y la Universidad de Oxford han encontrado que las cámaras de eco pueden ser menos frecuentes de lo que usualmente asumimos y que la búsqueda en plataformas digitales en realidad pueden llevar al público a una fuente variada de noticias, contrario a lo que usualmente se asume. Así que la próxima vez que veamos a dos personas peleándose en línea por alguna noticia o información, no hay que asumir que es por que viven (necesariamente) en una realidad alterna.


El estudio puede leerse en https://reutersinstitute.politics.ox.ac.uk/echo-chambers-filter-bubbles-and-polarisation-literature-review en su idioma original.

12 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo