Astrid Cereceres.

Por las mañanas es estudiante y godín, a mediodía le entra a la docencia y por las tardes es flautista. Ama la música, sin embargo, considera como el amor de su vida a las bacterias, por lo que actualmente estudia la licenciatura de químico bacteriólogo parasitólogo. Espera algún día ser investigadora en la rama de la bacteriología. En sus tiempos libres lee novelas, toca la flauta y el piano, aprende italiano y hace postres.  

Astrid_1.jpg